La mejor inversión para tu negocio: una solución de pago adecuada

La mejor inversión para tu negocio: una solución de pago adecuada

Miguel Álvarez

Director de Ventas de Merchant Services en Worldline Iberia

Actualmente, escoger un proveedor que ofrezca una solución de pagos adecuada, personalizada y adaptada a las necesidades del negocio, que facilite los procesos de pago y los adapte a la digitalización, es la mejor inversión que puede realizar una compañía para conseguir una mayor seguridad, estabilidad y comodidad tanto de la propia empresa como de aquellos que interactúan con ella diariamente: proveedores y clientes. Es por ello que Miguel Álvarez, Director de Ventas de Merchant Services en Worldline Iberia da respuesta a diferentes cuestiones relacionadas con los proveedores de servicios de pagos.
 

El proveedor de pagos idóneo: una entrevista con Miguel Álvarez que aborda desde el punto de vista de los comercios, la selección del proveedor adecuado como pieza fundamental para su éxito y centrada especialmente en el sector de la restauración de autoservicio .
 

¿Cómo elegir el proveedor de pagos idóneo para un comercio o franquicia?

Hoy los clientes deciden cómo, cuándo y dónde interactuar con una solución de pagos. Un recorrido que no es un proceso lineal y que no tiene límites temporales ni geográficos. Tanto si compran en la tienda, en web, redes sociales… Los compradores esperan un servicio rápido, sin fricciones y que funcione siempre… de lo contrario la venta no se realizará, el pago es el proceso más crítico y delicado una venta – A nadie le gusta pagar – y si se lo pones difícil, le estas invitando abandonar la compra, además de suponer un problema reputacional y de marca. Por lo tanto, la selección de un proveedor de pago se ha convertido en una de las más críticas en cualquier compañía y estratégica en las grandes multinacionales, cuya decisión se toma al máximo nivel. Por ello, el criterio en el que basarse dicha decisión debe ser el más esperado por los compradores - Que funcione siempre, es decir disponibilidad - Parece algo sencillo, un proveedor de pagos no es más que una empresa de tecnología con servidores de alta disponibilidad, por lo tanto, en su selección debemos preguntarnos, ciertas cuestiones básicas:

  • ¿Podrá soportar el volumen de transacciones que tengo?
  • ¿Qué medidas tiene implementadas para resolver caídas de servicio? ¿Soporta la operativa offline?
  • ¿Tiene servidores redundados?
  • ¿Es la solución escalable a otras empresas de mi compañía/grupo/países?
  • ¿Qué solvencia tiene la compañía? – Esta pregunta es de vital importancia – conocer la situación financiera de la empresa que te presta servicios de pagos no es siempre algo que se lleva a cabo, implicando un riesgo para el negocio, que puede traducirse en importantes pérdidas para un cliente de gran tamaño. Recordemos que los cambios de proveedores no son procesos sencillos.

 

Al embarcarse en una nueva relación con un proveedor, ¿qué se espera de los mismos?

Sobre todo, conocimiento, apoyo, y “know-how” para la puesta en marcha del proyecto de la solución de pagos con las mayores garantías posibles. Nosotros empezamos siempre por una fase que llamamos "Discovery and Design Phase", que reúne a nuestros expertos con los clientes, para dibujar la mejor arquitectura de integración con los sistemas de venta del comercio. Durante esta fase trabajamos conjuntamente en la visión de la solución y el plan de gestión del programa, un plan de proyecto detallado junto con un conjunto de requisitos firmados, en torno a los cuales podemos construir una solución eficaz.

 

¿Qué consejos daría a los clientes que buscan un nuevo proveedor de pagos?

El principal consejo es conocer al eventual proveedor lo mejor posible, su situación financiera, facturación, número de empleados, proyectos que hayan realizado en el país del comercio. El precio servicio - que es relevante - no debería ser el principal elemento para seleccionar un proveedor, hemos visto clientes que se han ido por este motivo y en unos meses han vuelto para regresar a un servicio “disponible” y con garantías, un mal proveedor de pagos puede ser una tortura diaria para un comercio con un coste subyacente enorme además del reputacional que nunca cuantificamos.

Finalmente, se puede ver la importancia de contar con un proveedor de soluciones de pago idóneo que se acople a las bases del negocio y a su funcionamiento, permitiendo una sensación de seguridad para la empresa, agilidad para los proveedores y comodidad para los clientes.